Para qué sirve y cómo usar un decantador de vino

El famoso decantador de vino es un objeto muy útil que toda persona que ame los vinos debe tener en su casa. En esta nota te vamos a contar detalladamente para qué sirve y cómo usar un decantador. ¿Estás listo?

El decantador de vino es mucho más que un objeto para decorar una mesa o bar, es una pieza fundamental para que el vino respire, entre otras cosas. Además, es perfecto para  observar (ya que su cuerpo es de cristal transparente) el color y la limpieza del líquido.

El proceso es muy simple, se pasa el vino de la botella al decantador por dos principales motivos:

  1. Retirar sedimentos del vino (residuos que no se han filtrado o que se han formado posteriormente pero que no afectan la calidad).
  2. Airear el vino. El vino debe respirar bien, por lo tanto al pasarse de la botella al decantador, entra en contacto con más oxígeno y nos permite (entre otras cosas) apreciar mejor su aroma.

¿Cuánto tiempo debe permanecer el vino en el decantador?

El tiempo de permanencia del vino en el decantador depende justamente… ¡del vino!

Por ejemplo, los vinos tintos jóvenes pueden permanecer en el decantador de 1 a 4 horas.

Los vinos maduros deben decantarse inmediatamente antes de servirse. Mientras que los vinos blancos deben decantarse entre 15 minutos o 1 hora antes de ser bebidos.

Por último, una duda que se le presenta a las personas que desean comprar un decantador de vino es ¿cómo debe limpiarse? Mantenerlo siempre impecable no es tarea difícil. Hay ciertos trucos.  

Después de usar el decantador de vino, deberás lavarlo al instante con agua bien caliente y escurrirlo muy bien, de modo que no queden partículas pegadas. En muchos locales venden accesorios para limpiar este tipo de objetos que se consideran de colección.

¿Ya tenés los vinos con los que vas a usar tu decantador? 

Compartir: