¿Qué cosas valora el consumidor de vinos?

¿Qué impulsa a los consumidores a comprar vinos? ¿En qué piensan a la hora de elegir entre tantas etiquetas que existen en el mercado? Veamos punto por punto en qué se fija el consumidor de vinos a la hora de comprar.

  • Personalización

El consumidor de vinos 2019, se centra en él mismo. Busca productos que lo satisfagan porque está muy centrado en sus necesidades. El consumidor de vinos, espera un plus en cada producto que compra. Desea que lo sorprendan, ya sea con un mensaje, un buen packaging, una historia atrapante.

Ya no se trata de hacer un producto para un target específico, mientras más personalizado sea el vino… ¡mejor! Los productores deben conocer al público al que apuntan para poder satisfacer esas necesidades y usar la tecnología a su favor. Etiquetas interactivas, mensajes claros, emociones compartidas.

La empatía es clave.

  • Experiencia

Cada vez más personas buscan experiencias relacionadas al “vino“. Las marcas deben darse cuenta que no solo deben hacer un buen producto, de calidad, deben ofrecer una experiencia inolvidable y placentera al consumidor. La tecnología vuelve a marcar territorio en este punto, el consumidor sube contenidos a sus redes sociales, comparte la experiencia vivida con su gente y sus contactos. Recomienda o critica para ser leído y escuchado. Su palabra toma un rol fundamental que puede servirle a la marca. Es necesario trabajar para que el consumidor de vino tenga una buena experiencia desde que elige el producto hasta que lo recibe y lo bebe.

  • Comodidad

La comodidad también es clave para atraer a los consumidores de vino. En el mundo acelerado en el que vivimos, los consumidores quieren recibir un producto sin necesidad de trasladarse a una tienda o local.

Facilidad de compra, diversos métodos de pago, entrega a domicilio, buena logística y un envío adecuado en donde el producto llegue intacto, es esencial.

  • Sustentabilidad

El uso de materiales sustentables es una tendencia que crece desde hace varios años. Los productores y bodegas que emplean métodos relacionados al cuidado del planeta, que piensan en el consumidor y también en la ecología ganan terreno.

Coincidir con los valores de los consumidores de vino, suma puntos. Se crea una relación indestructible entre las marcas y las personas, ya que estas últimas no solo reciben calidad sino que también comparten una ideología con la empresa detrás del producto que les gusta.

¿Querés comprar vinos online?